2da Campaña de Abrazos Gratis, Fotos Gratis

Abrazamos el Viernes, desde las 2 hasta las 4 de la tarde. En la Plaza Principal, esquina del Correo.
Querés sacarte una foto gratis? Te sacamos una foto abrazando gratis!

Te la enviamos a un correo electrónico que vos elijas.

Abrazá! Funciona.

Quieres ser parte de las campañas de abrazos gratis en Bolivia? Haz click aqui.

Abrazar es GRATIS!

Nueva Pagina: “Testimonios!”

Vivir experiencias a traves de la vida de otras personas sin nunca haberlas vivido es una habilidad solamente humana que nace de nuestra capacidad de dar y recibir afecto. Sin afecto, seria imposible comprenderse uno con el otro.

Que pequeño cambio lograste para el pais dando afecto? Como ha cambiado tu forma de pensar despues de la Campaña de Abrazos Gratis? Como podriamos dar mas afecto? Que es un abrazo para vos?

Te animas? Solamente tienes que presionar aqui.

Video de la 1ra Campaña

Los Abrazadores de la 1ra Campaña de Abrazos Gratis

cumple-de-apa-084.jpg

En orden de apariencia izq-derecha:

Leonardo Byon:

Creo que perdemos demasiado tiempo, dinero y energía involucrándonos en actividades donde al final, terminamos siendo esclavos de las mismas y nos hacen perder enfoque de las cosas que realmente valen la pena, aquellas que irónicamente, no toman mucho tiempo, dinero ni energía.  El demostrar afecto es una de ellas.

Recordemos, cuando fue la ultima vez que abrazamos a alguien de corazón  (por ejemplo nó el topetón protocolar de hombros entre los hombres) o que recibimos un abrazo que se sentía genuinamente cálido? O se acuerdan de alguna vez cuando nos sentimos tan abandonados y perdidos, buscando a un alguien con quien compartir afecto o de esa vez que quisimos demostrar afecto a alguien pero no lo hicimos por vergüenza? Acaso es tan difícil o “caro” dar y recibir afecto? Acaso, no seria el mundo un mejor lugar con mas afecto? 

El afecto no es mas que un denominador común para empezar a hacer las cosas bien en este mundo compuesto por personas tan diferentes. Reflexionemos y accionemos porque la realidad como la conocemos, no tiene que ser así.

Ana Gloria Barroso 

Fue una experiencia totalmente gratificante porque me despertó ciertas emociones que me costaban demostrar hacia personas desconocidas creando así un lazo de hermandad en un simple abrazo que valió mas que mil palabras. Fue la demostración de aprecio de varias personas que necesitaban un abrazo y se sentía la gratitud por ese simple acto que me llenó de orgullo y de pena porque me di cuenta que no todos tenemos el cariño, comprensión y la suerte de tener gente a nuestro alrededor que realmente nos estima. Lo incomodo de todo es que nos cuesta demostrar afecto y esperamos demostrarlo algún día o una fecha especial. Aprendí que no cuesta nada demostrar nuestras emociones tal como las sentimos y si tenemos el tiempo y la cercanía para hacerlo porque no? Espero que esta experiencia se la pueda realizar en cada lugar y que se haga una tradición como el carnaval, Año Nuevo, etc y gradualmente, mejor antes que tarde, logre formar parte cotidiana de nuestra cultura. El cambio empieza por uno mismo. Que esperamos?

David Rojas

En un solo día, abrazamos a unas 2000 personas, entre 3 personas que organizaron y unos 30 voluntarios que vivieron la aventura de abrazar la realidad con todo su afecto. A todos nos pasó algo similar. Primero, no creíamos que alguien nos abrazaría, con temor a las “represalias” y a sentirse rechazado o ridiculizado; luego buscar palabras para justificar el abrazo, palabras que cuestan decir; y de golpe el acercamiento y no saber cómo “encajar” la intención con la acción de abrazar; y finalmente dejar las palabras a un lado y acercarse al otro. Saben qué? Luego de unos cuantos abrazos, el cuerpo se afloja y los abrazos nos  encuentran a nosotros antes de que nos agarren nuestros propios miedos y taras.  

Un abrazo es un pequeño gran esfuerzo, incluso para los niños.  Yo me pregunto: En qué momento nuestra potente capacidad  de dar cariño y recibirlo  sin pedir ni esperar nada más que reciprocidad, se transforma en una débil expresión de indiferencia ante los demás? Algo huele mal en todo esto. Tanto quemeimportismo es algo que hemos aprendido. En otras palabras, hay pocas oportunidades para aprender a expresar cariño. Sea un abrazo, un apretón de manos, cantar juntos, darse un beso, mirarse y sonreír, pensar o trabajar juntos, hablar alrededor de una mesa, decirle a una persona cómo uno siente en este momento… Cuántos  lugares y formas de expresar afecto tenemos a mano? En cuántos de esos lugares ejercemos nuestra capacidad de dar y recibir afecto?

Con tanto abrazo, lo que hicimos fue colocar semillitas, esperando que germinen. Semillitas que hagan ver como algo posible el generar espacios de mutua confianza, espacios de reciprocidad. Eso sí, no se engañen, dar y recibir afecto, expresar cariño, no son formas de ocultar intenciones o deseos en torno al sexo. El afecto, afecta a las personas, nos mueve en la dirección correcta: nos hace ser dignos de confianza, nos sintoniza a todos en lo que realmente nos importa sobre las personas, es decir nos lleva a construir vínculos con las personas y con nosotros mismos, y a su vez a construir un espacio físico visible donde las personas pueden hablarse sin simulacros, sin caretas, usando palabras que expresan cómo me siento hoy, qué es lo que quiero, qué me preocupa, y a dónde quiero ir. Por eso, los abrazos (y todas las expresiones de cariño) son gratis, porque son el símbolo de nuestra increíble capacidad humana de sorprendernos ante lo que podemos lograr cuando hacemos las cosas con amor.  

Nuestro país sólo necesita eso, hacer las cosas con amor, porque cuando hacemos las cosas con amor, todo sale mejor.